Me hace especial ilusión preparar este artículo que traemos hoy. Una manera fácil y barata de conseguir resultados profesionales en fotografía de producto.

Este tipo de fotografía no es un trabajo que realicemos habitualmente, pero un cliente de Caramelo Studio necesitaba nuestra ayuda para su proyecto. Y es que en el proceso de desarrollo de la nueva web de Bodegas Redondo, vimos que disponían de mucho material fotográfico: viñas, bodega, barricas, etc… pero ninguna imagen de calidad de las botellas.

Cuando decidimos hacer las fotos optamos por un “set de rodaje” casero e improvisado que montamos con utensilios muy baratos y fáciles de conseguir.

Con una cartulina blanca hicimos el fondo infinito. Con porexpan blanco montamos las paredes de alrededor consiguiendo de esta manera una “caja” donde proyectar la luz y conseguir así suavizar las sombras e iluminar el motivo.

Por último, llega la magia del revelado que ayuda a corregir errores de perspectiva, luz y contraste. Tenéis aquí un buen ejemplo:

Las grandes marcas como Torres o Freixenet generan sus imágenes de forma totalmente digital, con el correspondiente trabajo que hay detrás. Nosotros en cambio, con este método casero conseguimos el resultado que esperábamos.

Categorías: Miscelánea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code