Para los que ya me conocen saben que desde pequeñito soy un acérrimo amante del mundo del motor. Por ello no pude dejar pasar la oportunidad que se nos presentó para hacer una sesión “racing”, donde sentirnos como Jim Clark en la etapa dorada de Lotus en la Formula 1, junto a este Lotus Elise CR y el circuito de Karting de Cardedeu.

Un gélido sábado por la mañana, bien tempranito… fue el día escogido para este proyecto. La logística de la sesión así lo requería, ya que hicimos las fotografías a puerta cerrada, antes de la apertura del circuito al público… una hora perfecta para jugar con el color de la luz, justo cuando el sol levanta el horizonte y nos regala unos preciosos reflejos y contraluces.

El revelado también ha sido trabajado pensando en esta idea. Sombras azuladas y altas luces anaranjadas, buscan crear el efecto de frío y calor tan típico y recurrido últimamente en fotografía.

Nos encanta el diseño de este coche, que junto a su pintura potencian el carácter deportivo de la marca. Su hábitat natural son los circuitos, donde la marca hizo fama hace ya unos años… aunque también se le puede reconocer por retorcidos puertos de montaña de toda Europa.

El Elise destaca por su ágil manejo y económico mantenimiento, gracias a su mínimo peso (sólo 875 Kg). Un peso contenido implica un paso por curva más rapido y no necesitar un motor grande que consume más y es más costoso de mantener que su pequeño 1.600cc de gasolina.

Queremos agradecer la colaboración de Leo, responsable de Karting Cardedeu por cedernos el espacio, junto al mono y los complementos de Alberto que ayudaron a nuestro modelo a ponerse en escena.

Y como viene siendo natural en nosotros, aquí viene el vídeo que ilustra la mañana 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code