Monterosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore son los pueblos que forman Cinque Terre, una pintoresca y preciosa zona montañosa junto al mar en la región de La Spezia. Se trata de un parque natural formado por estos cinco pueblos, todos ellos característicos por sus casas amontonadas y multicolores, sus embarcaderos marítimos y campanarios que resaltan y alegran los ojos de cualquiera que observe estos bonitos paisajes. Se encuentran en la costa de Liguria y han sido incluidas en la lista de la UNESCO del Patrimonio de la Humanidad.

Aquí se encuentra esta postal tan típica mediterránea que por lo menos yo había visto en muchas revistas de fotografía y nunca había visitado. ¿Nos gustó recalar en este sitio? Desde luego… verano y mar siempre son garantía de éxito pero lo cierto fue que al acabar nuestra estancia nos planteamos la pregunta con la que titulamos este post: “Cinque Terre ¿Turismo costero o turismo fotográfico?”

Cinque Terre es un sitio precioso, de los míticos de postal. Todos los fotógrafos que conozco que han visitado esta zona, han disfrutado mucho fotografiando sus paisajes; pero si nos ponemos en la piel del turista, nos supo mal ver cómo han comercializado todo el lugar.

María muy acertada dijo, ¡Esto es como Port Aventura! Y tiene razón. Parece una atracción turística por muchas razones: por el sistema de tren que han montado (que todo sea dicho, facilita el desplazamiento y cuyo pase ilimitado entre los diferentes pueblos por 16 euros/persona recomendamos contratar), los baños de pago, las playas privatizadas, etc…

Nuestro objetivo era fotografiar los cinco pueblos en la hora azul pero la logística y el tiempo iban en contra. Vernazza nos parecía el más pintoresco de todos, por lo que reservamos uno de los atardeceres para exprimir nuestras técnicas de fotografía de paisaje. Llegamos a tiempo, aunque no fuimos los únicos que cargaban el trípode sendero arriba. Al llegar al punto más alto para tener las mejores vistas, varios fotógrafos y hasta un dron contemplaban el decorado. Personalmente opino que el éxito de una fotografía de paisaje son tanto el encuadre como el procesado posterior en el revelado de colores y luces. Mi recomendación es que cuidéis especialmente estos detalles.

Recomendamos alojarse en Lerici, uno de los pueblos de lo que se conoce como el Golfo de los Poetas. Este pueblo, con su puerto marítimo y sus casitas de colores propias de un pueblo pesquero, lo encontramos incluso más bonito que Cinque Terre, con mayor ambiente, mucho encanto y buena oferta gastronómica. Recomendamos por ello dos sitios para cenar en sus terrazas, que nos gustaron mucho: Ristorante Lerici Bistrot y Ristorante 1918.

Categorías: Viajes

2 Comments

Cinque Terre ¿Turismo costero o turismo fotográfico?

  1. Que sitio tan bonito! La verdad que es súper fotogénico! Que tal el transporte? A mí me da miedo el hecho de la masificación. Porque pierde esencia. Pero es precioso (L)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code