Un look marinero, un viento bonancible de través y un velero clásico crearon el set de rodaje perfecto para esta sesión tan personal.